Vacaciones con o sin mascota, esa es la cuestión.

con No hay comentarios

Por fin llegó el verano y para muchos las ansiadas vacaciones. Tiempo para descansar y salir de la rutina diaria: oficina, niños, colegios, horarios…etc. ¡Nos vamos de vacaciones! Y aquí llega la pregunta del millón: ¿qué hago con mi mascota? ¿Viene con nosotros? ¿Se lo dejo a los “abuelos”? ¿Se va al pueblo? ¿Lo llevo a una residencia? Sea cual sea tu decisión tu perro o gato notará tu ausencia y sobre todo el cambio en su rutina habitual. Así que no se trata de buscarle un “dueño temporal” ideal sino que se encuentre lo mejor cuidado y atendido posible.

Si viaja contigo no te olvides de su cartilla sanitaria. Debe estar actualizada con las vacunas y desparasitaciones al día. Si viajas al extranjero además deberás sacarle el pasaporte europeo y un certificado de salud.Cuidado con la playa, el sol y los golpes de calor. Los perros NO toman el sol en la playa. Busca sitios con sombra y proporciónale agua fresca.

Localiza un veterinario de urgencias en el lugar de vacaciones. ¡Siempre es mejor ser precavido!

Si decides dejarlo en una residencia/hotel para mascotas aquí te dejamos algunos consejos:

–        Busca y reserva con antelación. Las prisas no son buenas y si lo dejas para el final lo más probable es que te quedes sin plaza libre.

–        No te precipites. Ten varias opciones y VISITALAS antes de dejar a tu mascota en una u otra. A veces, las cosas no son lo que parecen…quien tiene todo en regla y sin nada que esconder, no te pondrá problemas a la hora de ver sus instalaciones.

–        Prepárale la maleta. Su cuna/colchón, juguetes, su comida habitual y los tratamientos antiparasitarios al día.

–        Lo barato, a veces, sale caro. Pregunta cuales son las rutinas diarias de la residencia: cuantas veces salen a pasear los perros, horarios de comidas, contacto con otros perros, etc. Todo suma.

Hay gente que prefiere dejar a su mascota al cuidado de un particular. Algo así como una babysitter perruna o gatuna. Hay personas que se prestan a ello, y más ahora en los tiempos que vivimos. Esta puede ser otra opción pero….una cosa es dejar a tu perro con un familiar o amigo y otra muy distinta a un extraño.  Tengan en cuenta que si pasa cualquier incidente (se escapa, peleas con otros perros, etc) ¿qué garantías les dan? Tengan en cuenta que al fin y al cabo las residencias pagan sus seguros, tienen veterinarios contratados para atender cualquier problema de salud y por lo menos tienen un sitio físico donde recurrir en caso de que las cosas no salgan como uno esperaba. Pide referencias e infórmate bien.

En cuanto a los gatos, como siempre, merecen un comentario aparte. Los gatos tienen una naturaleza más independiente y no necesitan vivir en comunidad tanto como otras especies. Esto unido a que se suelen estresar por cualquier cambio en su entorno…hace que debamos pensar mucho y bien si nos los llevamos de vacaciones o no. Por lo general, el gato prefiere estar sólo en su casa que cambiar de ubicación y estar con gente.

Si tu ausencia no durará más de 3-4 días, puedes dejarle en casa con comida y bebida suficiente. Esconde por distintas habitaciones comederos y bebederos para que esté entretenido buscando los recursos y no note tanto la ausencia del dueño. Si consigues que algún conocido le “eche un ojo” una vez al día, tu gato estará encantado de la vida.

Si no tienes más remedio que dejarle en una residencia felina asegúrate que sea ante todo eso, FELINA. Si buscas bien, no encontrarás tantas especializadas exclusivamente en gatos. Normalmente suelen ser residencias caninas con un apartado (si lo hay) para los gatos. El tener perros ladrando cerca les estresa bastante por lo que mi recomendación es que localices alguna exclusiva de gatos. Yo desde que descubrí gatosphera a través de uno de mis clientes, no recomiendo otra. Tienen todas las instalaciones adaptadas al bienestar felino y cuidan hasta el último detalle. Hay hasta una fuente en el centro de las gateras para que escuchen el murmullo del agua y estimular así la ingesta de agua (algo fundamental para tener sano el aparato urinario del gato). No me pagan por hacer publicidad pero es una de esos descubrimientos-joya que ¡vale la pena compartir!

Si tu opción es llevarte a tu gato a tu casa de vacaciones acuérdate de llevar contigo feromonas felinas (FELIWAY). Hará que tu gato se adapte mejor al nuevo entorno.

Y lo más importante de todo…¡disfrutad tod@s de las vacaciones!

Espero que mis consejos te hayan resultado útiles. Si tienes dudas o quieres ampliar la información, no dudes en ponerte en contacto con la clínica.

Dejar un comentario