¿Por dónde empiezo?

con 2 comentarios

Siempre quise ser veterinaria, desde que tengo uso de razón y los amigos de mis padres me hacían la típica pregunta: … ¿y tú qué quieres ser de mayor? ¡VETERINARIA! En letras mayúsculas y sin pestañear. Mi abuela decía que aquella era una profesión de hombres pero yo, cada verano que iba al pueblo a visitarla no paraba de jugar con las gallinas, los conejos y los perros.

Mucho ha cambiado desde entonces, la medicina y la vida avanzan rápido, pero aquí sigo con las mismas ganas de ser veterinaria que cuando tenía 8 años. Y sí, he de confesar que a veces estoy cansada de los horarios partidos, de ser una chica “multifunción”, de la responsabilidad de llevar el negocio adelante…pero cuando eso me pasa, aparece mi perra Bruma moviendo el “rabinche” y me planta un lametazo en toda la cara. Me recuerda de golpe y porrazo, por qué quise llegar hasta aquí. Por qué pasé tantas horas estudiando durante la carrera, tantas guardias sin dormir cuando trabajaba en urgencias, tantas lágrimas lloradas por los que se quedaron en el camino y tantos otros momentos vividos….porque adoro a los animales.

Así que señores, si a ustedes les va bien a partir de ahora compartiremos amor por nuestras mascotas y consejos de salud para tenerlos sanos como una pera. Yo por mi parte, haré los deberes y estaré aquí puntual contándoles mis historias. ¿Se unen?

 

Volver

2 Comentarios

  1. cris
    | Responder

    Eres muuuuuuyyyy grande Cintia y sin duda una gran VETERINARIA. Aun recuerdo decirle a Ceci que no dudara, que te escogiera a ti que molabas…jeje Y molas! un beso y un saludo. la cristi

  2. Sara
    | Responder

    Cintia eres grande!!! Y una de las mejores veterinarias que conozco, que suerte haberte tenido como maestra y como compañera!!! Un beso desde tierras charras

Dejar un comentario