MIEDO A LOS PETARDOS EN PERROS

con 4 comentarios

Con la llegada de las fiestas navideñas muchos perros muestran miedo a los petardos y a otros ruidos similares. Se define como “acustofobia” esta reacción de pánico desmesurada ante un ruido repentino, impredecible y de alta frecuencia. En realidad, todos los  perros reaccionan ante un susto o ruido así (dueños incluidos) mostrando un lenguaje corporal característico: orejas hacia atrás, estado de alerta, buscar a su dueño para protegerse…pero en breves instantes lo superan y continuan con su conducta habitual: sigue paseando por el parque, jugando, comiendo, etc.

El problema viene cuando nuestro perro no es capaz de superar esa situación y entra en un estado de ansiedad extremo y de bloqueo mental que suele durar un largo periodo de tiempo. Los comportamientos más frecuentes de un perro con acustofobia son:

  • Dilatación pupilar, jadeo, ladridos, temblores.
  • Huida.
  • Se orina/defeca.
  • Destrozos en el entorno, agresividad.

 

¿Qué hace el dueño cuando ve a su perro en  semejante estado?

Pues por lo general, y como reacción natural de protección hacia un ser querido que lo está pasando mal, lo acaricia, lo calma con palabras tiernas y suaves, lo abraza, lo intenta poner a su lado…etc sin darse cuenta que con ello refuerza la conducta de miedo. El perro interpreta: ¡ostras! si tiemblo, jadeo, tengo miedo y me pongo histérico….mi amito me cuida, me achucha, me da besitos y está conmigo!! ¿Qué haré la próxima vez que escuche un ruido similar? ¡ Reaccionar con más fuerza!

¿Qué debería hacer el dueño si su perro padece acustofobia?

  1. Evitar situaciones de ruidos extremos en la medida de lo posible. Si sabemos que en determinados días del año van a tirar petardos, fuegos artificiales, etc adelantarnos a la situación. A veces funciona el truco de poner la radio un poco elevada para atenuar los ruidos de los petardos.
  2. No acariciar a su perro si muestra conducta de miedo. Es mucho más útil a largo plazo ignorar dicho miedo (aunque se nos parta el corazón y nos de pena!).
  3. Proporcionarle un sitio seguro donde se pueda esconder y cobijar. Hay perros que se suelen esconder debajo de las camas, en armarios, detrás del sofá, etc. No obligarles a salir de su escondite. Dejarles solos, tranquilos y a ser posible a oscuras.
  4. Cerrar todas las salidas posibles para evitar la huida. Cuidado con balcones y terrazas, hemos tenido algún caso de perros que se han tirado por la ventana en su intención de huir del ruido.
  5. Medicación ansiolítica. Existen en el mercado varias opciones para reducir el stress y  miedo que los perros sufren ante ruidos como petardos o tormentas. Los llamados nutraceúticos como el calmex o adaptil que son complejos vitamínicos con propiedades calmantes y relajantes. Este tipo de medicación hay que comenzar a dársela los días previos a la situación estresante ya que al ser “naturales” el efecto no es inmediato. En casos más graves de fobia a los ruidos es necesario emplear ansiolíticos de prescripción veterinaria. Si este es el caso de tu perro, no dudes en pedir asesoramiento veterinario.

 ¡Tu perro no es un cobarde! Simplemente sufre los daños colaterales de la Navidad! ¡Ayúdale!

 

4 Comentarios

  1. noelia
    | Responder

    a mi perra le pasa y cuando estamos en el parque y suena el petardo es cuando comienza a huir, me gustaría saber que hacer para calmarla xq no hace pis y se va corriendo a casa. un saludo y gracias

    • Cintia Costas
      | Responder

      Si puedes saber cuando van a tirar petardos(fiestas regionales, navidades, etc) lo ideal es que la saques de paseo atada y hayas usado cualquiera de los productos calmantes “naturales” que hay en el mercado. Estas salidas suelen ser estresantes por lo que lo ideal es que sean funcionales, es decir, pis/caca y para casa. Proporcionales un entorno agradable siguiendo los consejos que hemos dado en el post. Si aun así, su fobia es tal que no logra tranquilizarse deberás acudir a la consulta de tu veterinario para que te prescriba un protocolo de actuación y medicación más adecuado para tu caso. Gracias por consultarnos!

  2. Irene
    | Responder

    Hola, mi perro, mezcla de border collie y labrador, tiene 6 años y siempre ha sido miedoso frente a los ruidos bruscos, por ejemplo cuando hay varias ventanas abiertas y hace corriente y se cierra de golpe una de ellas; por eso si te ve que vas a abrir una ventana directamente sale de esa habitación. Con los petardos otros años ha permanecido bajo la mesa cuando los oia estando en casa, pero fuera de eso ni temblaba ni jadeaba…. el caso es que en estas Navidades, la cosa se ha puesto fea y el hecho de querer sacarle a la calle hace que se esconda y no quiera salir, y cuando le ponemos la correa y ya está en el ascensor, o bajando por las escaleras… se hace pis, empieza a temblar y se mea y ya estando en la calle, tiembla y tiembla… y quiere ir a casa; pero claro tiene que salir y hacer sus cosas. Cómo puedo hacer para que no se haga pis y el miedo a los ruidos desaparezca? Gracias

    • Cintia Costas
      | Responder

      Los border collies suelen ser perros bastante sensibles en general, por lo que a veces no responden a las recomendaciones básicas de manejo frente a ruidos, petardos, situaciones estresantes como recomendamos en el post. Si ya has introducido esas pautas sin resultado te recomendamos acudir a un veterinario especialista en etología canina y modificación de conducta. ¡Tal vez alla que hacer un trabajo “extra” con tu peludito para que no sufra tanto cada vez que se acercan las Navidades! Te recomiendo que no lo dejes en el olvido, ya que aunque los perros son increibles y se terminan adaptando más o menos a casi todas las circunstacias, si tienen miedo lo pasan muy mal. De echo, cada vez que se enfrente a ese miedo va a ser peor ya que tiene la capacidad de predecir que viene un estímulo negativo y que le estresa.
      Ánimo, seguro que con las pautas y medicación adecuada supera sus miedas y fobias!

Dejar un comentario